La guerrilla antifranquista, los maquis

Con la llegada del régimen franquista, cualquier tipo de oposición o disidencia quedó finalmente aniquilado o apartado. La unidad en torno al dictador Franco fue la estrategia llevada a cabo por los poderes fácticos de la nación española, que llevaría una cruenta e implacable persecución contra todo aquella que cuestionase la nueva corriente autoritaria. La muerte, el exilio, la cárcel, el hambre o la supervivencia en condiciones heroicas fue el escenario que se dibujó para los republicanos.

Sin embargo, en los años posteriores al final de la Guerra Civil quedó aún viva una guerrilla antifranquista conocida como ‘maquis’, todo un símbolo de la resistencia cuando todo estaba perdido, un ejemplo de dignidad y de un carácter irreductible y utópico. La capacidad de acción real del maquis fue muy limitada, dado el escenario extremadamente adverso que se les presentaba.

No obstante, el maquis se mantuvo activo durante más de dos décadas, con la España rural y la clandestinidad como lugares que acogían su actividad. Los guerrilleros antifascistas establecidos en las montañas de España permanecieron durante una década con la esperanza de que algo cambiara o de que alguna ayuda exterior llegase, alentada quizá por los hipotéticos acontecimientos favorables de la Segunda Guerra Mundial.

Pero fue el propio Stalin quien en la segunda mitad de los años cuarenta dejó claro que debía desmantelarse la guerrilla comunista de España. El fracaso en la invasión del Valle de Arán, las muertes de muchos combatientes del maquis, la ofensiva de la Guardia Civil contra ellos y la reticencia del líder del PCE, Santiago Carrillo, a que continuara esta lucha fueron algunos de los motivos que propiciaron el derrumbe final.

No fue hasta las muertes de Ramón Vila y de José Castro, ya en la década de los sesenta, cuando el maquis acabo por extinguirse por completo. En zonas de Galicia, León o Asturias, el empuje del maquis mayor, aunque lamentablemente no sirvió para cambiar el desenlace de la Historia de España.

La Guerra Civil española

En el año 1936  gobernaba en España el partido popular, un bando republicano elegido democráticamente por los españoles, debido a su fuerte inestabilidad política y social el ejército de África se subleva al gobierno español arrastrando con ellos a falangistas, carlistas, una gran parte de la Iglesia, terratenientes y muchos españoles que no estaban conforme con esta forma de gobierno originando así los inicios de un fuerte conflicto militar, la Guerra Civil, durando unos 3 años.

Este golpe tuvo éxito sobre las zonas en las que la Iglesia tenía gran importancia e influencia mientras que ocurría lo contrario en las zonas más industrializadas en las que el sector proletario ejercía poder y el pensamiento era más liberal, como eran Barcelona, Valencia, Madrid, País Vasco…

En esta guerra murieron más de medio millón de personas de todas las edades y clases sociales siendo la guerra más cruel y mortífera de toda la historia de España.

Francisco Franco, un militar español fue el jefe de los bandos sublevados  quien decidió llevar a cabo el golpe militar, siendo el 18 de Julio de 1936 fue el día en el que empezó el lanzamiento militar. En los primeros días de la sublevación murió el general José Sanjurjo en un accidente de avión, uno de los generales implicados en el golpe de estado. Más tarde el general Mola, otra gran pieza de este golpe militar también muere en un accidente de avión, quedando ya solo al mando Franco.

La primera operación de la Guerra Civil fue la marcha de los bandos sublevados hacia Madrid, capital de España, sin embargo no pudieron derrotar a los republicanos originando la batalla de Guadarrama. En 1937 el ejército sublevado tomó Málaga para seguir por el resto de Andalucía.

La mayor batalla militar vivida en España fue la batalla del Ebro ganando el mando sublevado frente a los republicanos.

Por último la Guerra Civil finaliza en el año 1939 tras la llegada de las tropas de los mandos sublevados ocupando Madrid.

Toledo

Toledo es una ciudad española situada en la Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha que discurre por el río Tajo, Toledo ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, es comúnmente conocida como la ciudad de las tres culturas cuando Alfonso VI la reconquistó en 1805 conviertiendola así en la ciudad de las tres culturas .Toledo fue cristiana desde el siglo IV sin embargo este nombre se debe a que la ciudad estaba separada por tres grandes religiones, la cristiana, la árabe y la judía. Todas ellas convivieron pacíficamente en el siglo XIII durante muchos años en dicha ciudad , compartiendo con sus casi 30.000 habitantes religión, economía, política social…etc.

En esta ciudad a pesar de sus diferentes culturas la organización estructural correspondía más bien a una típica ciudad islámica, con su correspondiente alcazaba y edificios predominantes de ladrillo rojo, también se construyeron circos, murallas, templos,mezquitas  y muchas más reliquias,no obstante actualmente sólo se conserva la mezquita Cristo de la Luz y la de Tornerías.

La civilización judía contaba con diez sinagogas , actualmente sólo se han podido conservar dos de ellas, la sinagoga del Tránsito y la de Santa María la Blanca.

Hoy día se pueden calcular las numerosas visitas de turistas a esta magnífica ciudad , con la asombrosa cifra de unos 7.000 visitantes diarios, ha ido incrementando tanto las cifras que en el casco antiguo de la ciudad se puede observar que la mayoría de las personas que circulan por el centro de Toledo son turistas. Es una ciudad llena de cuestas por lo que se recomienda llevar un buen zapato cómodo y recorrer esta maravillosa ciudad que está llena de arte e historia.

Puente Romano de Alcántara

El puente romano de Alcántara es uno de los puentes más importantes de la historia romana, se construyó en el siglo II después de Cristo, concretamente entre los años 105 y 106 , su nombre tiene su origen en la lengua árabe denominándose al-Qantarat que significa “El puente´´ , El arquitecto que dio vida a esta obra fue Cayo Iulio Lacer con la finalidad de comunicar Cáceres con Condeixa-a-Velha (ciudad portuguesa). Está situado sobre el río Tajo, sus características son muy peculiares ya que no es muy simétrico, consta de cinco arcos situados a diferentes alturas sobre dicho río, cada uno de ellos a diferentes metros sobre el terreno,48 metros son las medidas de sus dos arcos principales mientras que los otros rondan los 30 metros.

alcantaraJusto en la mitad del puente tiene otro arco elevado a unos 30 metros de la estructura del puente.

A pesar de su antigüedad sigue manteniendo varias inscripciones de la época, la que más llama la atención es una escritura en forma de leyenda que viene a decir que dicho puente durará tanto como durase el mundo.

En otro de los extremos, concretamente en el lado este se encuentra la Torre del Oro fue construida para defender y proteger la ciudad de las posibles batallas de la época siendo su construcción en el siglo XVIII , actualmente está en ruina.

 Este puente ha tenido que ser reparado en numerosas ocasiones para mantener su estructura y consistencia, en estos momentos está abierto a la ciudad, como vemos ha sido una reliquia que dejaron los romanos que ha dotado y sigue dotando con mucho turismo y riqueza a este municipio y a su provincia (Cáceres).

Emérita Augusta

Emérita Augusta fue fundada en el siglo 25 a. C por orden del emperador romano Octavio Augusto , esta colonia fue capital de Lusitania , recibió el nombre de Emérita Augusta porque Emérito en latía significa retirado , queriendo hacer mención a los soldados que habían batallado en las guerras cantábricas y que se jubilaban dignamente.

Antiguamente esta fue una de las ciudades más importantes dada su riqueza arquitectónica, cultural , política y económica. Esta ciudad creció en términos extremadamente rápidos, aumentando considerablemente su población hasta llegar a unos 50000 habitantes , para aumentar la protección y el prestigio de esta gran ciudad se construyó una resistente muralla , Emérita Augusta tenía tres puentes que la atravesaban sin embargo el que cruzaba el río Guadiana era el más extenso con diferencia.

Actualmente podemos decir que en Mérida (nombre actual de la capital de Extremadura desde 1983) han quedado muchos legados y riquezas de los antepasados romanos, tanto es así como que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1993 por la Unesco pudiendo destacar numerosas reliquias romanas como la alcazaba árabe, el arco de Trajano , el Templo de Diana dedicado al culto imperial religioso, el circo, teatro y anfiteatro, el museo nacional de arte romano, el acueducto de los Milagros y el  famoso puente romano situado sobre el Guadiana cconvirtiéndose en uno de los puentes más largos de la historia.

Todos estos monumentos hacen de la ciudad una capital atractiva, llena de turismo y de historia cultural que cada vez es más importante y esencial como destino turístico, sin desmerecer a su importante zona geográfica que hace que sea un gran punto de conexión estratégico con el resto de ciudades, actualmente tiene unos 60000 habitantes.

Fenicios en España

La cultura fenicia es una civilización muy antigua de la que apenas existen restos hoy día debido a las duras peleas bélicas a las que se tuvieron que enfrentar , ello ha dificultado definir un tipo de cultura determinada para los fenicios sin embargo han dejado una gran tesoro como regalo a las civilizaciones del mar Mediterráneo, entre ellas Valencia.

Una de las ciudades fenicias más importantes es La Fonteta situada en Guardamar del segura, en Alicante. Podemos apreciar la fortaleza y muralla fenicia de los siglos VIII y VII a. C en la desembocadura del río Segura. Gracias a La Fonteta se ha podido investigar y obtener información acerca de la siderurgia y metalurgia por aquella época , como vemos es uno de los yacimientos fenicios más importantes que a diferencia de otros yacimientos éste está provisto de una enorme muralla en la que se encontraron restos arqueológicos debajo de las rocas pero muy bien conservados., entre los restos encontrados podemos destacar tanto cerámicas fenicias entre ellas recipientes alargados con dos asas, antiguas lámparas romanas, platos… como otros objetos importantes que son los huevos de avestruz o los amuletos con forma de escarabajo pelotero.

Todos estos hallazgos nos han ayudado a conocer un poco más la historia de los fenicios y su cultura, como vemos la cerámica siempre ha sido muy comercializada por éstos.

 El comercio siempre ha sido la actividad principal de los fenicios, se dedicaban al intercambio de productos desarrollados por ellos mismos a cambio del trueque de otros productos o materia prima de la zona del mediterráneo, su objetivo fue la colonización comercial sin llegar a conquistar el interior del territorio.

El Neolítico en España. Manifestaciones artísticas

Al decir Arte Neolítico se habla, en general, de las creaciones arquitectónicas, plásticas y suntuarias de la época que comprende los años siete mil hasta el dos mil antes de Cristo, pero cuando se toca este tema del neolítico específicamente en España es necesario destacar que la llamada revolución del neolítico en España no llegó sino hasta el tres mil antes de Cristo.

Durante este período revolucionario en la península ibérica se dieron cambios bruscos como el establecimiento de la agricultura en los pueblos fijos que se conformaron con personas que solían ser nómadas totalmente. Asimismo, este sedentarismo originó que se dieran manifestaciones artísticas de diversa índole. Respecto a los dibujos que se hicieron en esta revolución en España se ve un predominio de figuras esquemáticas, destacando un simbolismo en los temas que se trataban en las pinturas de esta época.  Hasta la actualidad queda como un misterio el origen de los motivos que se manifestaban en estas manifestaciones artísticas, pero existen teorías que explican que es muy posible que se trate de una copia de las decoraciones que se hacían en Mesopotamia, Creta y Chipre en vasos hechos con cerámica y otros objetos de alfarería provenientes de esos lugares.

Asimismo, en esta revolución neolítica se empezó a ver una evolución de la llamada talla lítica, con la cual el hombre empezó a hacer instrumentos sólidos y pulidos mucho más eficaces que las herramientas rudimentarias con las que contaba hasta ese momento y ciertamente muchos más llamativos estéticamente.

En España se encuentra un ejemplo altamente representativo del arte neolítico, como lo es la cerámica que pertenece a la cultura de los vasos campaniformes, que luego de darse en España se extendió por todo el continente europeo. Asimismo, la cerámica cardial también es representativa de esta época neolítica en la península ibérica, éstas obras de cerámica se encontraban decoradas con unos dibujos que se hacían utilizando la concha de unos moluscos denominados cardium edule.